Las empresas que no superen los 50.000€ de ingresos anuales no tributarán por el impuesto de sociedades.

Imagen de Cristobal Montoro

Las entidades y empresas cuyos ingresos anuales sean de menos de 50.000 euros quedan a partir de hoy exentas de abonar el impuesto sobre sociedades, Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social aprobado el viernes 27 de febrero de 2015 por el Consejo de Ministros.

La medida afecta a las entidades cuyos ingresos totales del período impositivo no superen 50.000 euros anuales, y siempre que el importe total de los ingresos correspondientes a rentas no exentas no supere los 2.000 euros anuales. Asimismo, las rentas no exentas deben estar sometidas a retención fiscal, siempre que no estén sujetas a la ley sobre entidades sin ánimo de lucro y no se trate de partidos políticos. Por ejemplo, la norma puede afectar a asociaciones de vecinos, entes de carácter municipal y pequeños clubes de fútbol. Además esta medida tiene carácter retroactivo desde el 1 de enero del presente año.